Las cookies se han convertido, actualmente, en el centro del debate de cómo compaginar seguridad y privacidad con las nuevas herramientas que nos ofrece Internet. Y es que, en algún momento, la mayor parte de los usuarios de la red se han preguntado: ¿Son las cookies una amenaza para mis datos personales?

Hoy en día, Internet se ha convertido en un agente social de gran importancia y es un sector que crece constantemente, sobre todo, por la inversión depositada en la publicidad online. Las cookies son una de las vías principales que permiten el flujo de esta publicidad, mejorando la navegación del usuario y usando los patrones de navegación del sujeto para ofrecerle publicidad a su medida. Por su parte, la propia Agencia Española de Protección de Datos reconoce que la publicidad digital también aporta un valor añadido al ciudadano, puesto que le provee de contenidos a un precio reducido o de forma gratuita.

Evidentemente, también debe tenerse en cuenta que el uso de las cookies conlleva la descarga de un pequeño archivo de texto que se almacena en el disco duro del ordenador y que, en el caso de ser usado malintencionadamente para rescatar datos del usuario en cuestión, estaría poniendo en peligro su privacidad.

Por este motivo, en los últimos meses, se ha promovido la concienciación de la necesidad de garantía de la protección de datos personales en relación al uso de cookies. La seguridad del ciudadano a la hora de navegar por la red pasa, necesariamente, por asegurar que el uso de cookies irá de la mano de una mejora en la protección de la intimidad del usuario. Para ello, es fundamental que el ciudadano conozca que, al acceder a las páginas web, sus patrones de navegación van a ser conocidos por entidades que prestan servicios en Internet y que gestionarán este conocimiento de la manera más ventajosa posible. Por ejemplo, como hemos indicado anteriormente, la información que desprendemos en nuestras visitas web puede usarse para ofrecernos publicidad personalizada o, también, para crear nuevos productos que satisfagan necesidades aún no cubiertas demandadas por los clientes.

Los pros y contras en relación a las cookies tienen como única solución la implantación de un sistema en el que el ciudadano sea totalmente consciente de la instalación de estas herramientas en su equipo, conociendo la finalidad de su uso y sabiendo que sus datos están siendo utilizados. Solo de esta manera podrá dar su aprobación o manifestar su negativa conscientemente.

Para ello, cuando un usuario accede a una web que hace uso de las cookies debe ser informado de forma clara y completa, de manera que entienda el uso y los fines esta herramienta. Igualmente, debe tener a su disposición vías accesibles para revocar su consentimiento e información acerca de cómo pueden gestionar las cookies.

El conocimiento de las nuevas materias que nos acerca Internet y la lucha por un sistema que haga prevalecer la privacidad, la información y la transparencia en la red, reducen a beneficios nuestra pregunta inicial. Para que las cookies no supongan una amenaza para nuestra intimidad, debemos entender los servicios que nos ofrece la web, apostar por la adaptación del lenguaje para facilitar las decisiones del usuario medio y procurar no perder el control de nuestros datos.

Si quieres aprender a configurar correctamente el aviso de uso de cookies en tu propia web y evitar una posible sanción por infracción de la LOPD, no te pierdas nuestro siguiente artículo.

 

Lucía Calviño

Resp. Dpto. Comunicación.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This