En nuestros dos últimos artículos, hablábamos acerca del spam, las formas en las que se reproduce y la manera en la que podemos evitar que nuestra bandeja de entrada se llene del denominado “correo basura”. Hoy nos ataña lo siguiente: si soy víctima de los ataques de un spammer, ¿puedo denunciar? ¿quién me protege?

La Agencia Española de Protección de Datos es la encargada de imponer sanciones si se vulneran los derechos y las garantías de los usuarios en el ámbito de las comunicaciones electrónicas.

El ciudadano tiene derecho a que se hagan anónimos o se cancelen sus datos de tráfico cuando ya no sean necesarios para la transmisión de una comunicación. Además, estos datos sólo se podrán usar con fines comerciales o para la prestación de servicios de valor añadido si el ciudadano ha dado previamente su consentimiento. Igualmente, la AEPD vela por el derecho a no recibir llamadas automáticas sin intervención humana o mensajes de fax con fines de venta sin previo consentimiento.

Del mismo modo, la Agencia podrá imponer sanciones por el envío de publicidad no deseada por el ciudadano a través de medios electrónicos si no se cumplen las premisas establecidas.

De esta manera, se prohíbe enviar publicidad o información promocional vía mail a no ser que esto hubiese sido solicitado por el cliente o que exista un contrato previo, habiéndose obtenido los datos de forma legal y empleándolos para comunicaciones comerciales que se refieran a productos relacionados con el que había sido objeto de contratación por parte del cliente.  Aun así, la empresa deberá ofrecer al destinatario la posibilidad de revocar el consentimiento prestado para recibir publicidad, tan sólo con notificarlo al remitente.

Por último, cabe destacar que las empresas que en sus equipos hagan uso de “cookies” y trabajen con datos de sus clientes deberán comunicar inmediatamente a los mismos el funcionamiento de estos archivos  para que tengan la posibilidad de rechazar el tratamiento de su información.

La Agencia Española de Protección de datos ha endurecido las sanciones previstas para todos los casos que hemos tratado si el envío de spam pasa a ser masivo o se concentra en un mismo usuario. No obstante, abordar la problemática del correo no deseado es una tarea muy complicada, ya que los spammers cuentan con las técnicas de piratas informáticos que hacen casi imposible dar con la verdadera identidad del remitente.

Si se encuentra en alguno de estos casos y desea denunciarlos, la página web de la AEPD ofrece toda la información necesaria al respecto. Mientras tanto, siga nuestros consejos y proteja sus datos.

 

Lucía Calviño
Resp. Dpto. Comunicación

Uso de cookies

RB Soluciones ® utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This