Como hemos comentado en post anteriores, el derecho a la información en la recogida de datos de carácter personal es uno de los ejes reguladores de la Ley Orgánica de Protección de Datos y establece parámetros fundamentales que garantizan el respeto a la intimidad y la privacidad de los ciudadanos. Se trata de uno de los aspectos esenciales que toda empresa o administración debe tener en cuenta a la hora de tratar documentos de carácter personal, no obstante, hay que tomar consciencia de que el tratamiento de datos personales se puede dar incluso antes de que el usuario inicie la relación laboral con la empresa, esto es, cuando sea candidato a un puesto.

Por ello, si es posible, se recomienda contar con impresos tipo para la presentación del currículum y establecer el modo de entrega, de manera que sea más sencillo informar debidamente al candidato de la información personal que se tratará durante el proceso y de lo que ello conlleva en materia de protección de datos. En el caso de que se realice un anuncio o convocatoria pública para ofertar el puesto, la información que se debe ofrecer a los aspirantes según establece el deber de información deberá aparecer incluida en la misma.

Si la presentación del currículum se da espontáneamente por parte del candidato, deben fijarse procedimientos que garanticen que se ha informado a la persona de las condiciones de tratamiento de los datos personales a través de algún medio que, a su vez, nos permita demostrar, posteriormente, el cumplimiento legal. Esto es, si, por ejemplo, recibimos el currículum a través del correo electrónico, tendremos que devolverle un correo a la persona interesada con la información pertinente sobre el tratamiento de su información personal y requerir su consentimiento para dar comienzo al proceso. Es fundamental la selección de un medio de información que nos permita acreditar el cumplimiento del deber mientras se prolongue el tratamiento de los datos.

Igualmente, en el caso de tratarse de grupos de empresas vinculadas, la concesión de los datos  personales del candidato también dependerá de la autorización previa del mismo.

Llegado el momento de la contratación, el contrato de trabajo se erige como un medio ideal para informar al nuevo trabajador sobre el tratamiento de datos que se deriva directamente de la relación contractual con la empresa, esto es, del uso de su información personal sin el que la relación trabajador – empresa no es factible. Para otros tratamientos de datos personales que surjan con posterioridad o que no sean fundamentales para el cumplimiento de la relación laboral, deberá requerirse el consentimiento del trabajador nuevamente.

 

Dpto. Comunicación

RB Soluciones

 

 

Uso de cookies

RB Soluciones ® utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This