En nuestro último artículo sobre el spam, hablábamos acerca de la multitud de formas que puede adoptar el “correo basura” para acercase hasta nosotros. En esta ocasión, con el fin de profundizar en esta realidad, queremos ayudaros a impedir la entrada de toda esta publicidad no deseada. Ahí van nuestros consejos para evitar el spam.

Debemos tener en cuenta, en primer lugar, que nuestra dirección de correo electrónico es, en la actualidad, uno de los datos personales que cedemos con mayor facilidad, al contrario que el DNI o nuestro número de la cuenta bancaria. Precisamente por este motivo, se ha convertido en el medio perfecto para que los spammers lo consideren el pilar fundamental de construcción de nuestro perfil en la red. A través del mail y mediante la acumulación de datos, pueden conocer información del usuario como apellidos, lugar de trabajo o país de residencia. Por ello, debemos ser conscientes del valor que encierra, cederlo sólo ante personas e instituciones en las que confiemos plenamente y usar varias direcciones de correo electrónico, de manera que tengamos la posibilidad de facilitar una u otra en función del grado de cercanía del destinatario. De la misma manera, debemos evitar publicar nuestra dirección de correo en páginas web o foros pues, en ese caso, la difusión podría alcanzar límites inabarcables.

Por otro lado, debemos caer en la cuenta de que, tradicionalmente, hemos diseñado nuestras direcciones de correo electrónico extrayendo elementos que nos identifican y que se refieren directamente a nosotros. Por ejemplo, es muy usual encontrar direcciones compuestas por apodos o apellidos acompañados de nombres de ciudades o fechas de nacimiento. Estos patrones han llevado a los spammers a hacerse con sofisticados programas electrónicos que, combinando parámetros como iniciales, números, signos del zodiaco o meses del año, generan de manera automática cientos de posibles direcciones de correo por minuto. Alejarnos de este tipo de prácticas nos puede ayudar a evitar un gran volumen de publicidad no deseada.

Igualmente, cabe destacar la importancia de concienciar a los más pequeños del hogar acerca de la utilización del correo o la mensajería instantánea. El acompañamiento y la educación en el uso de las nuevas tecnologías es fundamental para que los niños no sean víctimas de los reclamos de la publicidad mal intencionada.

Por último y, quizás, el fallo más habitual entre los usuarios es no pararse a leer detenidamente las Políticas de Privacidad y las Condiciones de Cancelación al registrarse o contratar cualquier servicio online. Existen compañías que, en ellas, declaran que podrían ceder nuestros datos a terceros o que nos convierten en suscriptores de sus boletines publicitarios por defecto. Por ello, es fundamental no aceptar estas premisas sin antes conocerlas y dedicarle cinco minutos a no perder el control de nuestra privacidad.

No obstante, si nuestros consejos para evitar el spam no le son útiles, puesto que que su problema es que ya lo recibe, no se alarme. Es cierto que, una vez infectada, es mucho más difícil erradicar completamente el spam de nuestra bandeja de entrada pues las fuentes son muchas y la universalización de Internet dificulta la labor de limpieza de datos en la red. Sin embargo, podría llevar a cabo algunas prácticas que le ayudarían a minimizar el carácter viral del “correo basura”. Si este es su caso, no conteste al spam ni visite sus anuncios para evitar informar al spammer de que su dirección existe realmente y está activa. También puede hacer uso de programas de filtrado del mail que le ayuden a separar el correo electrónico no deseado del real. Y, sobre todo, mantenga su equipo informático al día para contar con las últimas actualizaciones de antivirus y cortafuegos que puedan defender los archivos de su ordenador ante posibles ataques maliciosos.

Si nuestros consejos para evitar el spam os han parecido útiles e interesantes, en nuestro siguiente artículo os informaremos de qué competencias tiene la Agencia Española de Protección de Datos al respecto. Mientras tanto, como siempre, ¡protege tus datos!

 

Lucía Calviño

Resp. Dpto. Comunicación

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This