BYOD (Bring Your Own Device), se conoce como la posibilidad de que los empleados puedan usar sus propios dispositivos, ya sean portátiles, smartphones o tablets, para trabajar en una empresa.

En sus inicios, esta tendencia fue bien recibida, ya que para la empresa suponía un ahorro en la compra de herramientas informáticas. Pero aspectos como las políticas de fugas de datos, hacen que esta iniciativa empiece a tener sus detractores

Una de las cosas que se debe tener clara, es que antes de permitirles a los empleados usar sus propios dispositivos, es necesario fijar una serie de reglas y acuerdos entre trabajador y empresa.

La auditoría es fundamental, para así saber cuando se accede a una aplicación, quién lo ha hecho, qué documentos ha utilizado, modificado, descargado, etc. Las empresas que apuestan por el BYOD, no deberían tener datos en sus equipos, y en el caso de tenerlos, estar administrados por la empresa, para poder acceder a ellos en caso de necesitarlo. Y todo esto requiere cambios e inversiones por parte de la empresa, para hacerse con las herramientas necesarias y compensar a los empleados

Por lo tanto, el BYOD no debe suponer renunciar a las políticas de seguridad que garantizan la seguridad de una empresa, el control de datos o el incumplimiento de la LOPD.

Dpto. Comunicación

RB Soluciones

Uso de cookies

RB Soluciones ® utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This